PAPEL ELECTRÓNICO: EL PAPEL DEL FUTURO

Hoy en día, la industria editorial está viviendo grandes transformaciones debido al impacto de la informática. Una vez implantados los e-books en el mercado, se intentan conseguir mejoras tanto en la resolución como en los acabados.

En 1970 se creó el primer papel electrónico en Xerox, al que se denominó Gyricon. Este precursor del actual papel electrónico estaba creado sobre cristal, provocando un uso complicado debido a su rigidez y fragilidad.

En 1997, el Instituto de Tecnología de Massachusetts creó la compañía E-Ink para desarrollar esta nueva tecnología a la que denominarán papel electrónico, que está creado sobre una base de plástico.

El papel electrónico es una pantalla tan delgada como unas cuantas hojas de papel y con una flexibilidad que permite que se pueda enrollar, cuyo principal componente, además de una base física, es la tinta electrónica. En un principio estas pantallas sólo representaban información en blanco y negro.
El uso de esta tecnología da solución a muchos de los problemas de las pantallas TFT y cristal líquido, ya que hay una gran mejora en movilidad, espacio y amplia el ángulo de visión tan limitado en las anteriores.


El papel electrónico está formado por tres capas:

  • Lámina protectora
  • Polímero
  • Microtransmisores eléctricos
papel_electronico.JPG

El polímero está formado por millones de cápsulas minúsculas en flotación en un gel. Estas cápsulas contienen partículas blancas y partículas negras. Al ser estimuladas electrónicamente, las partículas tienden a subir a la superficie, de manera que si suben partículas negras crearán texto, ilustraciones, etc. y si suben las partículas blancas no habrá imagen. Cada cápsula representa un píxel.
En un modelo más avanzado, se estimulaba cada partícula con dos microtransmisores, de manera que la misma cápsula podía proyectar imagen negra o blanca.

Actualmente se quiere ir más allá, con papeles más grandes y que puedan recrear textos e ilustraciones a color, intentando recrear periódicos y revistas en formato digital y tamaño real.
Para ello se ha variado el funcionamiento de la siguiente manera: las cápsulas o cristales fotónicos están compuestos por minúsculos cristales de silicio. Mediante las descargas eléctricas estos cristales pueden acercarse más o menos entre ellos, de manera que con el reflejo de la luz se recreen distintos colores.
El primer proyecto de papel electrónico a color surgió en LG Philips. Tiene un grosor de 3 mm y un tamaño A4.

Hay varios motivos que hacen este dispositivo muy ventajoso:
  • Por razones ecológicas: hay que tener en cuenta el gran ahorro de papel. Si consideramos todos los periódicos que tienen una vida de 24 horas, se podrían ahorrar hasta 300 toneladas de papel diariamente. Además evitaríamos las contaminantes tintas que se utilizan en la impresión.
  • Por ahorro de consumo: a diferencia de los e-readers convencionales, este papel electrónico no tiene retroiluminación, sino que es necesaria la luz natural para poder hacer uso, lo que le convierte en un formato muy parecido al papel impreso real, y por lo cual se consume menos energía.
  • Además al ser flexible es muy cómodo a la hora de transportarlo.
  • Amplia el ángulo de visión, mayor movilidad y reduce el espacio de maniobra.

Algunos inconvenientes que podemos mencionar del papel electrónico son:
  • Tiempo de respuesta o tiempo que emplea el dispositivo para pasar de una página a otra. En comparación con las pantallas LCD que tardan 2 milisegundos, los dispositivos que utilizan papel electrónico tardan 200 milisegundos, realizando un parpadeo cada vez que se produce.
  • No tienen gran resistencia a las caídas y golpes.

Tampoco se trata de problemas sumamente importantes si lo comparamos con el tiempo medio que se tarda en pasar una página de un libro real y al hecho de que la tecnología no deja de avanzar en este mercado en auge.

BIBLIOGRAFÍA